Saltar al contenido

Oración a San Francisco Javier

Oración a San Francisco Javier

San Francisco Javier fue un apóstol de la India. Nació el 7 de abril de 1506 en Navarro, España y falleció el 3 de diciembre de 1552 en la isla de Sanchón, China. Fue un misionero que llevó el cristianismo a la India y a Japón, lo nombraron sacerdote. Conoció a San Ignacio de Loyola quien fue su guía espiritual, enseñándole cómo conseguir la luz de Dios, enamorado de la religión decidió ir por el mundo para compartir sus conocimientos.

Oración a San Francisco Javier para el amor

Francisco Javier tenía un gran corazón, era conocido como el patrono de las amistades gracias a su gran amistad con Ignacio de Loyola. Si se está pasando por grandes problemas familiares, problemas maritales y de amistad, Francisco Javier nos dará las fuerzas necesarias para superarlas y arreglarlas.

A su vez, él ayudará a que el odio de los enemigos, la envidia, los celos hacia nuestra persona sean eliminados. Que todo aquel que quiera ir en nuestra contra se vaya lejos y abra su mente para no seguir los pasos del mal con el fin de dañar a las personas inocentes.

Oración a San Francisco Javier para el dinero y los negocios

“Generoso San Francisco Javier, misionero admirable, tú que llevaste el mensaje de Jesucristo, que tu intersección de nosotros ante Dios nos ayude a superar nuestros problemas y nos abra las puertas para tener un puesto de trabajo digno y estable, en el que me desarrolle como persona, para salir adelante y hacer frente a mis necesidades sin correr con el riesgo de tener deudas”.

Con esa pequeña oración todas nuestras peticiones serán escuchadas, el hará todo lo posible para que la persona pueda estar tranquila, obteniendo trabajo, bendecirá las ganancias para que nunca falten. Es recomendable cerrar cada oración con un Ave María, un credo y nueve padres nuestros, cabe destacar que cada oración debe realizarse diariamente, de esta manera obtendremos prontas respuestas.

Oración a San Francisco Javier para la salud

San Francisco se dedicaba a cuidar a los enfermos y a rezar por ellos para librarlos de sus agonías y limpiaba sus heridas. Muchos le pedían que limpiara sus almas quitando el pecado de ellas para que pudiesen alcanzar la gloria del cielo.

Los enfermos que le recen a San Francisco Javier tendrán una pronta sanación. No hay que estar enfermo para pedirle, también para que nos mantenga sanos espiritual, mental y físicamente, libres de pecado. Él le asegura una vida llena de salud a cualquiera, solo hay que rezar de corazón y con fe.

Fue un misionero, evangelizador, cuidador de enfermos, visito presos para predicarles la palabra del señor, defendió la justicia y le hizo frente a los abusos de los colonos. Su apostolado se extendió por el sur de la India y Japón. Cuando se dirigió a China para continuar con su labor murió. Lo canonizaron en 1622, fue declarado “Patrono de las misiones”. Si le rezamos a San Francisco Javier nos llevará por el camino de Dios para conseguir todo lo que necesitemos.

5 (100%) 1 usuario han calificado positivamente!